Datos para el siglo 31

Tecnología que nos permite almacenar datos durante siglos.

 

Peter Kazansky científico informático de la Universidad de Southampton, en Inglaterra, tiene algunas palabras para el futuro. Él y un grupo de colaboradores escribieron en un cristal de cuarzo utilizando nuevas técnicas ópticas que podrían preservar el texto durante milenios. El mensaje, que consistió en el resumen del documento anunciando la obra, se almacena como dos tipos de alteraciones en la forma en que el vidrio de cuarzo refracta la luz. La combinación de los dos permite densidades de almacenamiento de datos tan altas como 360 terabytes por disco o capacidades de más de 7000 veces en comparación con los 50 gigabytes de los Blu-ray de doble capa de hoy en dia.

 

Sin embargo, siempre hay un problema. leer el mensaje requiere de un microscopio electrónico, y el proceso no puede proporcionar un acceso más rápido a los datos almacenados que la tecnología existente. Esto y similares investigaciones algún día pueden mejorar el almacenamiento de datos, pero tales sistemas no son fáciles de adaptar a los sistemas de hoy, dicen los expertos. Mayor densidad y durabilidad son útiles, pero la legibilidad y la capacidad para escribir datos en un formato diferente podrían ser más importantes.

 

El almacenamiento de datos a largo plazo es una parte de lo que Mark Watson, director de la División de desarrollo de hardware de Oracle, llama la piramide de almacenamiento de datos. En la punta de la pirámide, se encuentra que los usuarios desean tener acceso inmediato a los datos, tales como nuevas fotos publicadas en las redes sociales. Para ello, las comunidades de servidores utilizan los métodos más rápidos de escribir y leer datos, tales como la memoria flash de estado sólido o discos duros magnéticos. Algunas empresas incluso almacenan dichos datos en sus dispositivos de más rápido acceso, las memorias volátiles ram dinámicas. Oracle está tomando ese rumbo al extremo con un sistema de base de datos alojado en 32 Terabytes de memoria DRAM.

 

Pero los usuarios también pueden necesitar almacenar algunos datos a largo plazo por razones legales, o para el análisis de datos en el futuro, sin la necesidad de acceso rápido o frecuente. Por eso, archivistas pueden utilizar medios de almacenamiento que son más lentos pero mucho más baratos. Kazansky sus colegas pueden encajar en esa capa de la pirámide de almacenamiento de datos.

 

Para justificar su lugar, un formato de almacenamiento de datos de cuarzo tendría que ser más rentable que la base de la pirámide de almacenamiento de datos de hoy, que es la anticuada cinta magnética. “el archivo de cinta magnetica es todavía un medio de almacenamiento de datos importante,” dice el físico Thomas Thomson de la Universidad de Manchester, en Inglaterra. Esa idea es común entre los expertos en almacenamiento de información, que tienen en cuenta que aun cuando los discos ópticos se acercan a los 300 GB, los costos de la cinta magnética caen al mismo tiempo que su como densidad de almacenamiento, confiabilidad, y velocidades suben. Una estimación pone en 4 centavos de dólar por gigabyte.

 

Un problema que el cuarzo resuelve es la degradación de los datos en los medios almacenamiento actuales. “existe un alto riesgo de perder información,” advierte el consultor tecnologico Michael Peterson, la tecnología de información y los sistemas de archivo deben lograr un equilibrio entre el costo y la durabilidad. La mayoría de los gerentes de archivo copian los datos a nuevos medios de almacenamiento. El equipo de Kazansky predice que sus datos podrían permanecer legibles durante siglos, y cuanto más tarde en migrar los datos, puede bajar el precio de almacenamiento. “podemos darle todo nuestro conocimiento a las generaciones futuras” dice Kazansky.

 

El cuarzo no es el unico medio de almacenamiento de datos milenario en la actualidad. En 2009, investigadores almacenaron información utilizando nanopartículas de hierro dentro de los nanotubos de carbono, una configuración que dicen podría durar mil millones años. En 2012, investigadores de la Universidad de Harvard almacenaron un libro de 53000 palabras en 50 nanogramos de ADN.

 

Pero David Rosenthal, un experto en preservación digital de la Universidad de Stanford, advierte que el mercado para tales datos durables es pequeño. En cambio dice Peterson, muchos archivos de datos mueven sus datos a los nuevos medios de almacenamiento antes de fecha de caducidad de los medios de almacenamiento originales, para aprovechar las mejoras tecnológicas que ahorran espacio y energía. El plan para desarrollar un disco Blu-ray de 300 GB es un buen ejemplo del tipo de avances que ayudan a reducir los costos de archivo sin hacer cambios complejos al sistema de almacenamiento de datos.

 

De hecho, la forma en que se almacenan los datos, tales como el uso de estándares de metadatos que aseguran la exactitud de los datos, está evolucionando tan rápido como el hardware en el que se preservan los datos, dice Rosenthal. “Lo que se aprende en la preservación digital es que no se trata de los medios de almacenamiento; se trata del sistema como un conjunto”, dice Peterson.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>